lunes, 3 de marzo de 2014

La fórmula de la felicidad prefabricada

Ni la anarquía ni ninguna otra forma de autogobierno está comprendida en el sistema en el que vivimos. Cualquier forma de madurez del individuo y de realización personal supone un peligro. nos basamos en una esclavitud inconsciente bajo la máscara de una libertad que jamás hemos conquistado. Puesto que ahora los señores no tienen derecho de pernada directa sobre nosotros y que somos muchos miles de millones, el modo de sometimiento es otro, completamente emocional. Confían en nuestro instinto de manada, nuestra dependencia de esta y han creado una necesidad de socializarnos en grandes masas. Cosa que en absoluto es natural a nuestro origen evolutivo. Y para manejar esas grandes masas hace falta control, para el contro hace falta jerarquías, y para que la jerarquía se mantenga, es necesario un sometimiento emocional muy intenso.
   Por eso ninguna de las fórmulas de la felicidad que nos proponen ( o dejémoslo en estabilidad emocional) funciona. Jamás se pretendió que funcionara, basta con que simule hacerlo. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada