lunes, 3 de marzo de 2014

El potencial Ignorado.

Si tuvieramos un respaldo estatal que se preocupara del potencial de sus individuos, cada uno deberíamos haber sido encaminados desde la infancia hacia aquellas cosas que se nos daban mejor y siempre teniendo en cuenta, además de nuestras habilidades, nuestro carácter. En un mundo así no existiría la alienación, y los individuos realizados serían mucho más felices e innecesarios de manipular, ya que estarían satisfechos. Lástima que sea más laborioso crear individuos felices que sometidos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada