jueves, 14 de agosto de 2014

Una persona incómoda

Soy una personas incómoda, es cierto. Quiero serlo. No me importa. Alguien tiene que serlo. En realidad los temas incómodos son casi los únicos de los que merece la pena hablar y las preguntas incómodas son las únicas cuya respuesta interesa escuchar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada